jueves, 25 de mayo de 2017
Comunicacion Congreso de Teólogos Roma
Visitas 871
30 de octubre 2009

 

Siervas de san José
Postulación
 
Madrid, 31 de octubre de 2009
 
 
A las comunidades-taller de Siervas de san José
y a los grupos de Laicos/as Josefinos/as
 
 
“Escuchad: hay cantos de victoria
en la tienda de Bonifacia” (Sal 117).
 
Queridos amigos y hermanas:
Otra vez es la causa de canonización de nuestra fundadora la que nos pone en comunicación.
Hoy es para contaros que ayer por la tarde, 30 de octubre, en la Congregación de las causas de los santos (Roma), ha tenido lugar el Congreso de Teólogos para estudiar si la curación de Kasongo Bavon, ocurrida en la R. D. del Congo, puede ser considerada milagrosa. La votación ha sido unánimemente positiva.
El pasado mes de julio los médicos de la Consulta Médica han llegado a la conclusión de que se trata de una curación inexplicable desde el punto de vista científico. Ayer los teólogos han concluido que se trata de milagrosa, atribuida a la intercesión de Bonifacia. Supone, por tanto, un nuevo paso adelante.
Como os decíamos en la carta de julio, faltan todavía otros, que se irán dando a lo largo de estos próximos meses -eso esperamos- hasta llegar al Decreto del papa reconociéndola oficialmente como un milagro. Os seguiremos informando puntualmente “para que vuestra alegría sea completa”.
Os invitamos a celebrarlo en una acción de gracias comunitaria con tono de fiesta.
Y ya desde aquí comenzamos con una versión del salmo 117, adaptación de Carmen Soto, ssj, que recoge en una oración nuestros sentimientos de hoy:
 
Alabad al Señor porque es bueno,
porque es eterno su amor.
Lo experimentó la casa de Israel:
su amor es eterno;
Lo experimentó la casa de Aarón:
su amor es eterno.
Lo experimentaron todos los creyentes a lo largo de la historia:
su amor es eterno.
 
En la dificultad invoqué al Señor
y me escuchó y libró.
El Señor está conmigo: nada temo;
¿qué me pueden hacer los demás?
El Señor está conmigo, él es quien me ayuda: cualquier conflicto será derrotado.
Mejor es la debilidad del Señor que el poder de los seres humanos.
Mejor es poner la confianza en el Señor que fiarse de los influyentes.
El Señor es mi fuerza, mi canto, él es mi salvación.
Estoy llamada a la vida
y cantaré las obras del Señor.
Abridme las puertas de vuestra casa:
quiero cantar y dar gracias al Señor.
Gracias, Señor, porque eres mi salvación.
 
La piedra que desecharon los arquitectos
es ahora la piedra angular.
Es el Señor quien lo ha hecho,
nos admira su obra.
Este es el día en que actúa el Señor:
¡vamos a festejarlo y a celebrarlo!
Tú, Señor, nos salvas,
tú, Señor, das éxito a nuestras empresas.
¡Benditas en nombre del Señor las que aquí estáis!
El Señor es Dios, el nos ilumina.
 
Tú eres mi Dios, te doy gracias,
Dios mío, yo te ensalzo.
Dad gracias al Señor porque es bueno,
Porque es eterno su amor.
 
Un fuerte abrazo,
Victoria López, ssj

Dosatic S.L. © 2017
Site desarrollado por DYNAMO 3.5

Política de Privacidad